Cuando comencé mi carrera de diseño gráfico y tuve que incluir una imagen en una de mis publicaciones, no sabía cuál elegir porque para ese momento pensaba que JPEG (JPG) y PNG eran exactamente lo mismo.

A primera vista a ti también te pueden parecer iguales, pero si te fijas lo suficiente y profundizas en los datos, existen ciertas diferencias.

No puedo afirmar que un formato es mejor que el otro, en realidad cada uno está pensado para ser usado en ciertos trabajos dependiendo las especificaciones del mismo.

Esto es lo que necesitas saber sobre ambos formatos para aprovechar al máximo sus características.

[vc_empty_space height=”60px”]

JPEG

[vc_separator type=”small” position=”left”]

Joint Photographic Experts Group fue el equipo que desarrolló el formato. JPEG se ha convertido en el formato comprimido estándar en fotografía digital y en el intercambio de imágenes en línea debido a su cuidadoso equilibrio entre tamaño de archivo y calidad de imagen.

La relación exacta difiere según el programa y la configuración utilizada, pero la imagen JPEG típica tiene una relación de compresión de 10: 1. Es decir, si comienzas con una imagen de 10 MB y la exportas como JPEG, deberías terminar con una imagen de aproximadamente 1 MB. Además, deberías tener casi cero diferencias perceptibles en la calidad, aunque esto depende del contenido de la imagen.

Para hacer esto, JPEG usa algoritmos matemáticos basados en dos fenómenos visuales del ojo humano. Este algoritmo de compresión DCT (Transformación Discreta de Coseno) analiza toda la imagen, determina qué píxeles de la imagen son lo suficientemente similares a los que la rodean y los combina en mosaicos (grupos de píxeles que tienen el mismo valor).

A priori pensarías que este formato es perfecto. Pero la gran desventaja de este método es que desecha información y no se puede recuperar. Esto quiere decir que al igual que al hacer una fotocopia de una fotocopia, cada vez que abras y guardes un archivo JPEG, se verá un poco peor que antes.

JPEG también debe evitarse con imágenes con mucho texto o ilustraciones con líneas nítidas, ya que las líneas tienden a aparecer borrosas debido al desenfoque intencional diseñado para eliminar los bordes ásperos (suavizado).

[qode_elements_holder number_of_columns=”two_columns”][qode_elements_holder_item advanced_animations=”no”][vc_empty_space height=”40px”]

Pros

  • Tamaño de archivo más pequeño
  • Soporte EXIF ​​integrado
  • Es un formato más conocido
[/qode_elements_holder_item][qode_elements_holder_item advanced_animations=”no”][vc_empty_space height=”40px”]

Contras

  • Compresión con pérdida
  • No es ideal para archivos en CMYK
  • No soporta transparencias
[/qode_elements_holder_item][/qode_elements_holder][vc_empty_space height=”100px”]

PNG

[vc_separator type=”small” position=”left”]

Acrónimo de Portable Network Graphics, es un formato de archivo sin pérdida diseñado como una alternativa más abierta al formato de intercambio de gráficos (GIF).

PNG utiliza la compresión LZW, la misma que utilizan los formatos GIF y TIFF. Resumiendo, la compresión LZW de dos etapas de PNG toma cadenas de bits contenidos en los datos de la imagen, hace coincidir esas secuencias más largas con los códigos cortos que se incluyen en un diccionario (a veces denominado libro de códigos) que se almacenan dentro del archivo de imagen. El resultado es un archivo más pequeño que mantiene una alta calidad.

La mayor ventaja de PNG sobre JPEG es que no hay pérdida de calidad cada vez que se abre y se vuelve a guardar un archivo. PNG también maneja bien imágenes detalladas de alto contraste. Es por esta razón que PNG es a menudo el formato de archivo predeterminado para las capturas de pantalla, ya que puede proporcionar una representación casi perfecta píxel por píxel de la pantalla, en lugar de comprimir grupos de píxeles juntos.

Otra característica destacada de PNG es su compatibilidad con la transparencia. Con imágenes en color y en escala de grises, los píxeles en los archivos PNG pueden ser transparentes. Esto le permite crear imágenes que se superponen perfectamente con el contenido de una imagen o sitio web.

[qode_elements_holder number_of_columns=”two_columns”][qode_elements_holder_item advanced_animations=”no”][vc_empty_space height=”40px”]

Pros

  • Compresión sin pérdidas
  • Soporta transparencias
  • Ideal para textos y capturas de pantalla
[/qode_elements_holder_item][qode_elements_holder_item advanced_animations=”no”][vc_empty_space height=”40px”]

Contras

  • Tamaño de archivo más grande
  • No tiene soporte EXIF nativo
[/qode_elements_holder_item][/qode_elements_holder][vc_empty_space height=”100px”]

¿Cómo convertir archivos entre formatos?

[vc_separator type=”small” position=”left”]

Afortunadamente, las imágenes JPEG y PNG no se quedan permanentemente en su formato de archivo.

Siempre puedes usar Photoshop convertir tus archivos, pero si no tienes experiencia con este programa puedes usar herramientas online gratuitas.

Estas son las webs que te recomiendo:

  • ILoveIMG: puedes convertir hasta 15 archivos a la vez. Si te registras para obtener una cuenta gratuita, puede convertir hasta 30 archivos a la vez.
  • Image Online Convert: te ofrece una herramienta gratuita que permite convertir hasta 20 archivos al mismo tiempo sin tener que dar tu dirección de correo electrónico. Si compras la versión premium, podrás convertir hasta 200 archivos a la vez.
  • PNG2JPG: te permite convertir hasta 20 archivos a la vez. La herramienta gratuita no solicita tu dirección de correo electrónico.
[vc_empty_space height=”100px”]

Vuelve pronto para más listados y guías. Y si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales.

[vc_empty_space height=”60px”]

Leave a Reply